Instrucciones para el alta: cómo usar las muletas (sin soporte de peso)

Su proveedor de atención médica le ha indicado que use muletas. Una pierna sana puede soportar el peso de su cuerpo. Sin embargo, cuando tiene una pierna o un pie lesionados, no debe de cargar peso con esa extremidad. La marcha con balanceo hasta las puntas de las muletas es fácil de aprender. Además, requiere menos fuerza en los brazos y equilibrio. La marcha con balanceo más allá de las puntas de las muletas (o “balanceo largo”) requiere más práctica, pero le permite llegar más lejos con cada paso y, a la larga, cansa menos. Comience con el método de “balanceo hasta las puntas” y, cuando se le indique, avance al método de “balanceo más allá de las puntas”.

Antes de usar las muletas

Prepárese así:

  • Quite las alfombrillas, los cables eléctricos y cualquier otra cosa que pueda hacerlo caer.

  • Organice su casa de tal manera que las cosas que necesite estén cerca. Mantenga cualquier otra cosa fuera de su camino.

  • Busque una mochila, una riñonera, un delantal o use los bolsillos para llevar objetos. De esta manera podrá tener las manos libres.

Cómo pararse con muletas

Use la posición de pie con apoyo equilibrado (trípode) para iniciar o terminar un movimiento y cada vez que tenga que estar parado durante un tiempo.

  • Coloque las muletas a unas 12 pulgadas delante de usted.

  • Mantenga el pie afectado (o más débil) levantado del piso.

  • Consiga el equilibrio.

  • No apoye las axilas sobre las muletas.

Cómo caminar con muletas

Los consejos son los siguientes: 

  • Comience con una posición de trípode (de pie con apoyo en tres puntos).

  • Apriete las almohadillas contra los costados de su pecho.

  • Las puntas deben estar lo suficientemente separadas entre sí como para que usted pueda desplazarse fácilmente entre ellas.

  • Apoye su peso en las manos y no en las axilas.

Marcha con balanceo hasta las puntas de las muletas

  • Con las muletas por delante de usted, presione hacia abajo las empuñaduras.

  • Levante el pie no afectado (más fuerte) y balancee el cuerpo hasta las muletas.

  • Apoye el pie no afectado en el piso entre las muletas.

  • Mantenga la rodilla del pie lesionado o más débil ligeramente flexionada.

  • Extienda las muletas hacia adelante y comience el paso siguiente.

Marcha con balanceo más allá de las puntas

  • Con las muletas por delante de usted, presione hacia abajo las empuñaduras.

  • Levante el pie no afectado (más fuerte) y balancee el cuerpo hasta sobrepasar la punta de las muletas.

  • Apoye su pie no afectado en el piso, a unas 12 pulgadas por delante de las muletas.

  • Mantenga la rodilla de la pierna lesionada ligeramente flexionada.

  • Extienda las muletas hacia adelante y comience el paso siguiente.

Visitas de seguimiento

Programe una visita de seguimiento según le indique su proveedor de atención médica.

Cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si nota que tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dificultad para respirar, repentina o en aumento

  • Dolor repentino en el pecho

  • Fiebre de 100.4 °F (38.0 °C) o superior, o según se lo indique su proveedor

  • Aumento del enrojecimiento, sensibilidad o hinchazón en el sitio de la incisión en el pie o la pierna lesionada

  • Supuración de la incisión en el pie o la pierna lesionada

  • Apertura de la incisión o herida

  • Dolor localizado en el pecho con tos

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.